Le createur Jean Paul Gaultier

EL CREADOR 

JEAN PAUL GAULTIER

Diseñador de moda y alborotador desde 1976, Jean Paul Gaultier ha inventado un universo al que todos están invitados. Su extraordinario destino es el de un niño de los suburbios que, sin ir a la escuela de moda, se convertiría en uno de los mayores modistos del mundo. Gracias a su audacia, su talento, su irreverencia y, por supuesto, su humor.

la belleza de la diferencia

"Me encanta mezclar prendas, personas, clases sociales, géneros… y divertirme con ello". Mucho antes de que estas palabras existieran, Jean Paul Gaultier hizo de la inclusión, la diversidad y la mezcla de géneros los alegres cimientos de su universo. Allí se celebran todas las pieles, todas las formas, todas las identidades. Además, con Jean Paul, esta visión del mundo es más que política, es natural y festiva. Se dice que es provocador, pero él solamente quiere mostrar el mundo tal cual es: diverso. 

un poco, mucho, con locura...  ¡ TERRIBLEMENTE!

Eterno agitador, Jean Paul Gaultier disfruta mucho mezclando todo, agitando todo. Con él, el sensual corsé ya no se esconde bajo la ropa, sino que es la ropa misma. Como una poderosa reivindicación de la ultrafeminidad. La falda también hace saltar por los aires todos los códigos y ocupa, con orgullo, su lugar en el vestuario masculino. Jean Paul Gaultier reinventa todo y a todos. Hace desfilar no solo a sus empleados y a sus amigos, sino también a los vecinos, a los editores de moda o a la gente que selecciona espontáneamente por la calle. "Mi excentricidad se ha convertido en mi norte". Y su mirada se posa con la misma libertad en diversos objetos cuyo destino se divierte en cambiar. Así, Jean Paul Gaultier convierte una simple lata de conserva en un precioso y ya mítico estuche para sus perfumes. 

PERFUMES DE CULTO

En 1993, Jean Paul Gaultier se lanzó a un nuevo desafío y creó su primer perfume, Classique. Tuvo éxito de inmediato y, en todas partes, la gente se enamoró de este asombroso objeto de deseo. Ante todo, por su esencia: una inquietante mezcla de vainilla, azahar y jengibre. Y, por supuesto, también por su mítico frasco de sensuales curvas. Su alter ego masculino, Le Male, disfrutó del mismo éxito y se convirtió en una de las fragancias más vendidas en todo el mundo. Con sus notas frescas y sexys de lavanda y menta, Le Male es, sin duda, provocador: está listo para seducir a cualquiera que se cruce en su camino. La obsesión por los acordes sensuales se convirtió en la firma de la Maison, que siguió creando fragancias de un atractivo instantáneo. Desde el acertado nombre de Scandal, con sus cautivadoras notas de miel, hasta el embriagador nuevo dúo formado por La Belle y Le Beau, que prolonga los placeres del verano con notas de pera para ella y de coco para él, la Maison Gaultier ofrece ahora varias creaciones deliciosamente adictivas.

ALTA COSTURA

En 1996, tras 20 años de prêt-à-porter, Jean Paul Gaultier hizo una notable entrada en la alta costura. ¡El enfant terrible se convirtió en el diseñador terrible! Reinventó la alta costura poniendo la excepcional maestría francesa al servicio de su obsesión por mezclar géneros, culturas y materiales. El lema de Jean Paul Gaultier es simple y ambicioso: ¡nada es imposible! Los talleres hacen milagros para dar vida a la imaginación sin límites de este diseñador: algunas piezas requieren cientos de horas de trabajo y raras técnicas artesanales para su confección. Cada temporada desde 2021, la Maison invita a un nuevo diseñador para que exprese su visión del universo Jean Paul Gaultier. 

ICONO POP

Como no podía ser de otra manera, Jean Paul Gaultier viste también a los grandes nombres de la cultura pop. Incluso ha realizado varias giras mundiales. No como cantante, sino con sus creaciones, pues ha diseñado los atuendos de estrellas legendarias como Madonna, Mylène Farmer o Kylie Minogue. También en el cine, Jean Paul ha dejado su huella con el loco vestuario que creó para las películas de Pedro Almodóvar, Luc Besson y Jean-Pierre Jeunet. Ya ha sido nominado dos veces a los Premios César. Y, cuando Marion Cotillard recibió su Óscar, lo hizo con un vestido de sirena diseñado por Jean Paul Gaultier. Hoy, una nueva generación de iconos populares se ha unido a la familia Gaultier: Dua Lipa, Christine and the Queens, Lil Nas X, Kim Kardashian, Rosalía… ¡Bienvenidos a la Maison Gaultier!