jpg-classique-30-ans-chapitre-3

 

CAPÍTULO #3

 

 

UNA FIRMA QUE SE DIBUJA DESDE HACE 30 AÑOS

 

EL AUTÓGRAFO OLFATIVO DE JEAN PAUL GAULTIER

En la creación de su primer perfume, Classique, Jean Paul Gaultier quiso encapsular todos sus recuerdos, todos sus deseos. La fragancia debía ser inédita, transgresora y adictiva. Su sentido de la moda destaca en este proceso: una de sus prendas icónicas dará forma al frasco a partir de ese momento. Para materializar este ambicioso proyecto, el creador recurrió a uno de los olfatos más ilustres, Jacques Cavallier. Juntos, confeccionarían un jugo a la vez regresivo y adictivo.

 

LOS PERFUMES DE UNA VIDA

El punto de partida de Classique es el recuerdo cautivador de una infancia de placeres. La heroína de este perfume es Marie, la adorada abuela de Jean Paul, para la que todo era dulzura y libertad. Los recuerdos de maquillaje y galletas inspiran al creador una composición potente, envolvente y adictiva. 3 adjetivos que se convertirían en LA firma de todos los perfumes Gaultier. De esta forma, empapa toda la textura de esa deliciosa infancia: un buqué de flores blancas voluptuosas y cerosas, adornado con una nota ligeramente química y ascendente de ylang-ylang para el efecto barniz, con un fondo almizclado y empolvado y una vainilla cremosa y celestial. Es una auténtica explosión de vida. Cuando crea su primera fragancia para hombre, la ineludible Le Male, Jean Paul Gaultier sigue contando su deliciosa historia olfativa, en una composición extremadamente adictiva: el recuerdo fresco y estimulante del jabón para barba, el encanto provocador de la salvia del mercado y la lavanda cautivadora, incluso completamente eufórica.  

MÁS QUE UNA OBSESIÓN, UNA ADICCIÓN

Los elementos característicos más importantes de la moda de Jean Paul Gaultier nacieron de su obsesión por ciertas prendas: el corsé, el traje marinero, la falda masculina... Cuando imagina sus perfumes, lo hace con la misma intención que para sus colecciones: cada creación es una obsesión. ¡Y es algo que no deja a nadie indiferente! Es una elección tremendamente audaz: trabajar con un ingrediente singular y darle una dimensión espectacular y embriagadora. Para crear un placer físico, festivo, al que es imposible resistirse. En perfumes como Couture, Jean Paul Gaultier se hace adicto a su ley. Y nos encanta.

 

POTENTE, ENVOLVENTE Y ADICTIVA. 3 ADJETIVOS QUE SE CONVERTIRÍAN EN LA FIRMA DE TODOS LOS PERFUMES GAULTIER.

 

LA BELLE SE INVITA A LA FIESTA

En 2019, Jean Paul Gaultier escribe un nuevo capítulo de su obra olfativa, La Belle, para celebrar a la mujer original. En su esencia, como en su frasco directamente inspirado en el busto de Classique, La Belle es una oda a las delicias del verano. Sus notas hipnotizadoras y adictivas de vainilla y bergamota fresca nos invitan a conectarnos a todos nuestros sentidos y a disfrutar plenamente del ahora. Una vez más, un ingrediente clave se realza con una sobredosis: la pera, jugosa, crujiente, que provoca un deseo carnal de morder. Con La Belle Le Parfum, el creador nos invita a perdernos en el placer de una cama de rosas y con Le Beau, la versión para hombre, es el apetitoso coco lo que nos hace sucumbir. Juntos, Les Belles y Les Beaux tienen un solo objetivo: hacernos alcanzar el éxtasis.  

 

jpg-classique-30-ans
jpg-classique-30-ans
Ver Ver Ver Ver Ver Ver Ver Ver Ver Ver Ver

 

LIBERTAD, IGUALDAD, FEMINIDAD

Con Classique, Jean Paul Gaultier inauguró un desfile de grandes perfumes, cuya firma se reconoce al instante. Esencias extremadamente adictivas, con la obsesión de una nota amplificada en exceso, hasta la sobredosis, que no deja a nadie indiferente. Frascos icónicos y sensuales, con los que realza a la mujer, de la cabeza a los pies. Una personalidad fuerte e impertinente en cada esencia, cada frasco, que convierte cada detalle en un acontecimiento, hasta las famosas latas de conserva y los revolucionarios anuncios.  

El creador ha encapsulado todo su savoir-faire, toda su creatividad, toda su historia en cada una de sus fragancias. Así como su exigencia: a partir de sus creaciones transformadas, a veces recicladas, quiso extender esta filosofía al diseño de sus fragancias, que se han vuelto más responsables con el medioambiente que nunca (al menos un 90 % de ingredientes de origen natural en las nuevas firmas de la Maison), y mantienen su compromiso sólido con la diversidad y la inclusión. Porque en Jean Paul Gaultier, ser diferente es la norma. Desde Classique, todas las fragancias femeninas de la Maison Gaultier han seguido subrayando el mismo deseo: celebrar a todas las mujeres, todas las bellezas, todos los excesos.

 

¡Feliz cumpleaños,

CLASSIQUE !

Image
jpg-classique-30-ans-chapitre-3-frise

descubra también

jpg-classique-30-ans

CAPÍTULO #1

EL ORIGEN DE UN PERFUME DE CULTO

jpg-30ans-classique

CAPÍTULO #3

LOS SECRETOS DE UN PERFUME DE ALTA COSTURA